10 plantas vivas de acuario de agua salada – Guía y cuidado

Los acuarios de agua salada pueden ser un reto, pero no son tan difíciles como se podría pensar. Con un poco de investigación y una cuidadosa planificación, puedes construir un próspero ecosistema que sea divertido de observar y que sea una hermosa adición a tu hogar.

Aunque es fácil concentrarse en los peces y otras criaturas que quieres añadir a tu tanque, no olvides dedicar algo de tiempo a elegir las plantas adecuadas. Para crear un tanque de agua salada de aspecto natural, se necesita la combinación adecuada de plantas y animales de acuario de agua salada.

Las 10 mejores plantas de acuario de agua salada

Hay muchas grandes plantas de agua salada para elegir, pero aquí hay diez de las mejores:

1. Propaganda de manglar rojo

En los océanos tropicales del mundo, los manglares rojos se reproducen de dos maneras, formando grandes semillas o produciendo un propágulo. Mientras que las semillas de manglar no van muy bien en un ambiente de acuario, los propágulos son mucho más resistentes y son una adición única al tanque.

Los propágulos suelen tener de 15 a 20 centímetros de largo y se parecen a una vela alta. Se puede plantar en la arena o entre las rocas. Con la iluminación adecuada, las raíces se agarran rápidamente. Esta planta ayuda a reducir los nitratos pero puede requerir suplementos de hierro.

2. Halimeda

Debido a que se encuentran en los océanos de todo el mundo, la planta de Halimeda encaja en casi cualquier entorno. Esta atractiva planta tiene hojas irregulares de forma ovalada que se asemejan a monedas que parecen haber sido pegadas en una sola cadena. También es conocida como la Planta del Dinero.

Estas plantas son bastante resistentes en un ambiente con suficiente luz y calcio, pero no toleran bien el alto nivel de nitrato. A la mayoría de los peces no les gusta comerlas y no son invasoras, por lo que se llevan bien con la mayoría de las demás criaturas vivientes.

3. Algas con lengua de dragón

Esta preciosa planta añade un toque de color naranja brillante a su tanque y tiene una textura interesante para un mayor interés visual. Además, es eficaz para mejorar la calidad del agua al oxigenar el agua y filtrar los nutrientes excesivos.

En las condiciones adecuadas, esta planta es de rápido crecimiento y debe ser anclada a la roca para obtener mejores resultados. Esta no es una buena opción para los tanques con grandes herbívoros a menos que se busque una fuente de alimento para ellos. Dicho esto, es genial en un nano tanque de arrecife y un buen ajuste con los caballitos de mar.

4. Algas de dedo verde

Las algas Green Finger son una planta decorativa preciosa de un color verde intenso y brillante que es una adición bienvenida a cualquier acuario. Es una planta exuberante y densa que es fácil de cuidar y añade un poco de suavidad a los tanques recién establecidos.

La mayoría de los herbívoros no están interesados en el alga dedo verde, así que es compatible con la mayoría de los habitantes de los tanques. Esta alga también proporciona una filtración y oxigenación natural para ayudar a mantener el tanque limpio y saludable.

5. Algas rojas Gracilaria

Si tiene dificultades para mantener los nutrientes equilibrados en su tanque, considere añadir una Gracilaria roja. Esta planta es extremadamente efectiva en evitar que se acumulen los nutrientes en exceso y puede ayudar a deshacerse del crecimiento de algas invasoras.

Esta es una gran planta para un refugio porque puede ser cosechada y alimentada por los peces herbívoros del tanque principal. Es un gran ajuste para el tanque principal, también, sólo asegúrese de anclarlo a una roca u otra superficie firme donde pueda echar raíces y ganar estabilidad.

6. Brotes de hierba de tortuga

Esta planta de aspecto simple es realmente divertida de ver. Cada planta proviene de un fuerte corredor con nuevo crecimiento que brota constantemente de los extremos. Necesita un sustrato arenoso de unos 15 cm de profundidad con suficiente espacio para extender sus raíces.

Los brotes de Turtle Grass requieren una luz fuerte durante unas diez horas al día y necesitan uno o dos meses para establecerse cuando se transplantan de un entorno a otro. Una vez aclimatado, a los pequeños peces, caballitos de mar e invertebrados les gusta quedarse en las hojas anchas.

7. El abanico de la sirena

El abanico de la sirena es una planta tropical que crece en todo el Caribe. Tiene un tallo corto que puede ser plantado en un sustrato o en roca viva y una hoja redondeada en forma de abanico. La mayoría de los peces no se alimentan de ellas, por lo que se adaptan bien a la mayoría de los acuarios.

Estas plantas pueden ser un poco difíciles para los principiantes. Aunque son resistentes en el ambiente adecuado, necesitan calcio para crecer y no son muy tolerantes a los niveles elevados de nitrato y fosfato. Crecen a unos cuatro centímetros de altura y no deben ser podadas en exceso.

8. Algas Tufted Joint

Para una planta de aspecto fresco y que ayuda a mantener un acuario saludable, las algas Tufted Joint son una gran elección. Es una pequeña planta verde segmentada con pequeños penachos en el extremo de cada rama que parece provenir de tiempos prehistóricos.

Esta planta oxigena el agua y ayuda a equilibrar el ciclo del nitrógeno, aunque no le va bien en ambientes con altos niveles de nitratos o fosfatos. Debe ser anclada a un arrecife y requiere un flujo moderado de luz y agua para obtener mejores resultados.

9. Algas azules Hypnea

Una de las plantas más singulares que se pueden añadir a un tanque de agua salada es el alga azul hipnea. Tiene un hermoso color azul iridiscente que añade mucho interés visual. Es muy densa, pero crece lentamente en grupos enmarañados.

Esta planta requiere sustratos gruesos para un fuerte desarrollo de las raíces y una iluminación de alto espectro para un desarrollo óptimo del color. Ayuda a absorber los nitratos y fosfatos y es un gran hogar para los pequeños camarones y otros habitantes del acuario.

10. Planta de Brocha de Afeitar

Estas plantas de aspecto robusto tienen un largo tallo con largas hojas que se asemejan a un gran limpiador de tuberías. Son muy buenas controlando el exceso de nutrientes, particularmente los nitratos y el fosfato. Deben ser plantados en un área del tanque con buena exposición a la luz para obtener mejores resultados.

La mayoría de los peces herbívoros dejarán en paz a la planta de brocha de afeitar, aunque si tiene erizos en su tanque, pueden consumirla. Otra cosa a considerar es que estas plantas pueden requerir un suplemento de hierro.

Guía de plantas para acuarios de agua salada y su cuidado

La mayoría de la gente podría asumir que mantener peces en un acuario de agua salada es difícil sin pensar mucho en las plantas. Como todo lo que vive en un ambiente confinado y artificial, las plantas de los acuarios de agua salada requieren un cuidado adecuado.

Un acuario de agua salada debe mantenerse para que tanto los peces como las plantas prosperen, pero no siempre es fácil crear un ecosistema perfectamente equilibrado. Aquí hay algunas cosas a tener en cuenta para construir un ecosistema acogedor para las plantas de tu acuario de agua salada:

Elección de las plantas adecuadas

Al armar tu acuario de agua salada, es importante elegir la mezcla correcta de plantas. Esto normalmente implica un poco de investigación porque hay algunas cosas diferentes a considerar.

  1. Primero, asegúrate de que las plantas van a encajar con el resto de los habitantes del tanque. ¿Aceptarán la planta? ¿La planta será agresiva con ellos?
  2. Al elegir los peces, es un poco más fácil determinar si ciertas especies se llevarán bien o no. Básicamente, tienes que saber si los peces son agresivos o si se comerán a los otros peces. ¿Pero qué pasa con las plantas? ¿Cómo se determina si una planta es un buen ajuste?
  3. Una de las cosas más importantes es asegurarse de que todas las plantas que se elijan sean saludables. Las plantas enfermas tienen organismos que pueden atacar agresivamente a otras plantas o liberar sustancias químicas en el agua que desbaratan el equilibrio de todo el tanque.
  4. Por otro lado, hay formas en que el medio ambiente podría ser agresivo para la planta también. Si la planta está sana pero hay peces u otros habitantes a los que les gusta comer las hojas, desenterrar las raíces, o no hay suficiente dióxido de carbono, la planta no sobrevivirá.
  5. También hay que considerar el equilibrio químico. Esto incluye no sólo la inyección artificial de dióxido de carbono sino también otros parámetros, como el amoníaco, el nitrato y el nitrito.
  6. Si bien son los mismos productos químicos que ya está controlando para sus peces, un acuario de agua salada debe estar equilibrado para beneficiar a las plantas y la vida animal. Si el ecosistema funciona bien, las plantas y los peces deberían trabajar juntos para ayudar a mantener el equilibrio adecuado.
  7. Por último, piensa en la temperatura y la iluminación que necesitan tus plantas y peces. Debido a que siempre estás tratando de replicar un ambiente natural, una temperatura algo constante es importante. Las temperaturas del agua no tienen grandes fluctuaciones en la naturaleza.
  8. Por supuesto, también es importante mantener la temperatura apropiada. Si hace demasiado calor o demasiado frío, todo el ecosistema sufre.
  9. La iluminación apropiada también es esencial. Las plantas necesitan la cantidad adecuada de luz para la fotosíntesis. Sin ella, no liberarán el oxígeno necesario para equilibrar el resto del ecosistema y finalmente morirán.

Consejos generales de atención

Incluso si se logra un equilibrio perfecto entre las plantas y los peces de los acuarios de agua salada, el mantenimiento del tanque sigue siendo muy importante. Aunque esta lista no es exhaustiva, aquí hay algunas recomendaciones básicas de cuidado y mantenimiento.

  • Realiza inspecciones diarias. Busquen a los habitantes que puedan estar enfermos o heridos. Esto se aplica tanto a los animales como a las plantas. Retire cualquier resto flotante y rellena el agua si es necesario.
  • Manténte al día con los cambios de agua. Las algas son un problema común en cualquier acuario y los cambios regulares de agua son una forma de mantenerlo bajo control. Reemplaza alrededor del 25 por ciento del agua cada dos semanas más o menos.
  • Revisa la química del agua regularmente. Algunas personas hacen esto todos los días para asegurarse de que nada esté desequilibrado, pero una vez a la semana debería ser suficiente. Revisar la química con frecuencia es la mejor manera de detectar un problema a tiempo cuando es más fácil de arreglar.
  • Cambia el filtro una vez al mes, si es necesario. Si tienes muchos habitantes en tu tanque con una carga pesada, es importante revisar y cambiar el filtro mensualmente.

Cuando se trata de mantener tu acuario de agua salada, recuerda que es más fácil ocuparse de los problemas cuando surgen por primera vez que esperar a que se vuelvan más difíciles de controlar. Monitorear tu acuario cuidadosamente ayuda a tus plantas y animales a mantenerse fuertes y saludables.

Conclusión

Las plantas de agua salada son una parte esencial de cualquier acuario marino próspero. Las plantas adecuadas no sólo mejoran el aspecto de tu tanque, sino que también pueden ayudar a mantener la química del agua equilibrada y proporcionar alimento a los animales herbívoros.

Es importante elegir plantas que encajen con el resto de los habitantes vivos del tanque, incluyendo peces, invertebrados y otras plantas. La planta equivocada puede causar estragos en un tanque próspero o ser rápidamente comido o destruido.

Recuerda realizar controles de mantenimiento regulares y hacer ajustes cuando sea necesario. Siempre es más fácil ocuparse de los problemas cuando se detectan a tiempo.

Añadir las plantas adecuadas a un tanque de agua salada realmente marca la diferencia en la calidad del agua y crea un entorno que se asemeja más a la naturaleza. Un poco de investigación y planificación ayuda mucho.

¡Compartenos!

¡Puntúa esta Publicación!
(Votos: 1 Promedio: 5)

Deja un comentario