Cómo manejar el estrés en los peces de acuario

Esto es lo que tienes que buscar y qué hacer para saber si tus peces están estresados o no.

Puede parecer que viven una vida sin preocupaciones, pero los peces de acuario pueden sufrir de estrés.

Como cualquier otro animal, los peces de acuario son propensos al estrés si sus condiciones no son las ideales. Si no se mantiene el acuario limpio, o si no se satisfacen las necesidades nutricionales de los peces, es probable que se estresen. Cuando esto ocurre, los peces corren un mayor riesgo de sucumbir a las enfermedades. Para proteger a sus peces y mantenerlos sanos, debe aprender a identificar los signos de estrés y aprender a manejarlo.

Señales de estrés en los peces

Diferentes animales muestran el estrés de diferentes maneras, pero el mayor indicador de estrés en los peces son los cambios de comportamiento. Si uno de los peces comienza repentinamente a frotar su cuerpo contra los objetos del tanque, o si comienza a tambalearse en el fondo del tanque cuando suele nadar cerca de la superficie, podría ser un indicio de estrés. Otros síntomas de estrés en los peces pueden ser:

  • Comportamiento letárgico
  • Nadar rápido alrededor del tanque
  • Disminución o pérdida de apetito
  • Movimiento rápido de las branquias
  • Coloración oscura
  • Pérdida de la condición o patrón
  • Escondido en el tanque
  • Jadeando por aire en la superficie

Los síntomas que expresan sus peces serán un reflejo de la causa de su estrés. Por ejemplo, si algo está afectando los niveles de oxígeno en su tanque, sus peces probablemente mostrarán signos de problemas respiratorios.

Causas de estrés en los peces

Debido a que un acuario es un ambiente cerrado, muchos cambios en ese ambiente pueden tener un gran impacto en sus peces. Cualquier cambio en la temperatura del agua, la calidad o la química podría ser peligroso para tus peces y podría inducir a signos de estrés. También es posible que los peces se estresen cuando las condiciones del acuario son saludables, pero no son las adecuadas para el pez específico que se está criando. Otras causas de estrés en los peces pueden ser las siguientes:

  • Cambio repentino en la temperatura del agua
  • Reducción de la calidad del agua
  • Cambios en los niveles de química del agua
  • Niveles elevados de amoníaco
  • Altos niveles de nitrato o nitrito
  • Demasiada sal en el agua
  • Bajos niveles de oxígeno
  • Intimidación por otros peces
  • La falta de lugares para esconderse para los peces
  • Pequeño tanque o hacinamiento
  • La iluminación del tanque es demasiado brillante
  • Uso de medicamentos o tratamientos de agua
  • Dieta inadecuada o insuficiente
  • Adición de nuevos peces al tanque

Para poner las cosas en los términos más simples, cualquier cambio en el entorno de su tanque es una fuente potencial de estrés para sus peces. Cuanto más grande sea el cambio, más estresados estarán los peces.

Consejos para lidiar con el estrés

Para desestresar a los peces, hay que identificar la causa de su estrés. Si no ves nada malo físicamente en los peces o en el tanque, realiza una prueba de agua para comprobar los cambios en la química del agua. También debes comprobar la temperatura del tanque y asegurarte de que tu filtro y otros equipos funcionan correctamente. Si tienes un problema en la calidad del agua, el primer paso que debes dar es realizar un cambio en el agua. Esto también debería remediar problemas menores con la química del agua que podrían estar afectando a tus peces. Si sospecha que una enfermedad está causando estrés a sus peces, intente identificar los síntomas y luego haga un diagnóstico y comience el tratamiento adecuado.

Muchas especies de peces de acuario son capaces de adaptarse a pequeños cambios en las condiciones del tanque, pero algunas son más sensibles que otras. Todos los peces son susceptibles al estrés y el estrés crónico puede ser mortal. Cuanto antes note los signos de estrés en sus peces, antes podrá identificar la causa y remediar el problema.

¡Compartenos!

¡Puntúa esta Publicación!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja un comentario