Cómo introducir un nuevo pez en tu pecera

Introducir un nuevo pez en un acuario puede ser difícil. Mientras que tus actuales mascotas pueden disfrutar del ambiente de su pecera, los recién llegados no. Todas las especies de peces son sensibles a los cambios repentinos del valor de pH o de la temperatura del agua.

En este artículo, hemos esbozado algunas de las cosas más importantes que debes considerar al introducir un nuevo pez en tu acuario:

Paso uno: Antes de la aclimatación

Elije tu nuevo pez con cuidado

Asegúrate siempre de que la especie de peces que traes a tu tanque es compatible con tus peces actuales. Las especies de peces con aletas grandes no van bien con los peces con aletas grandes; por ejemplo, alojar púas de tigre con tu pez ángel podría ser una receta para el desastre. Siempre pregunta por ahí antes de comprar, y asegúrate de que estás consiguiendo los peces adecuados para tu acuario.

Asegúrate de que tu pecera tenga suficientes plantas y decoraciones

Si tu acuario tiene pequeñas plantas o decoración, considera la posibilidad de comprar algunas. Esto le dará a tus nuevas mascotas un lugar para esconderse si se sienten estresadas, o si son perseguidas por sus nuevos compañeros.

Considera la posibilidad de poner tus nuevos peces en un tanque de cuarentena

Aunque la mayoría de los propietarios de acuarios se saltan este paso, es necesario mencionarlo. Si bien pueden parecer saludables, los peces de las tiendas de mascotas pueden ser portadores de varias enfermedades y parásitos. Algunas de estas enfermedades pueden tardar semanas en manifestarse, y para cuando haya notado los síntomas, es probable que los demás peces también estén infectados. Considera la posibilidad de establecer un «tanque de cuarentena» que albergue a los nuevos peces durante tres o cuatro semanas. Esto te permitiría observar (y tratar) cualquier posible enfermedad antes de que sean introducidos en el acuario.

Paso dos: El proceso de aclimatación

Apaga todas las luces del acuario

Las luces brillantes pueden causar un estrés innecesario a tus nuevos peces. Lo ideal sería que las luces del acuario estuvieran apagadas y que la iluminación de la habitación fuera más tenue.

Haz flotar la bolsa en tu acuario durante 20 minutos

No abras la bolsa todavía, enjuágala suavemente con agua del grifo y colócala en tu acuario. Esto permitirá que los nuevos peces se aclimaten lentamente a la temperatura del acuario. Ten paciencia y sigue el proceso de aclimatación. No hacerlo puede causar un estrés innecesario, e incluso dañar a tus nuevos peces.

Abre la bolsa y añade un poco de agua de acuario

Cuando hayan pasado 20 minutos, abre la bolsa y añade una taza de agua de acuario (sin derramar nada de su contenido). Esto ayudará a tus peces a ajustarse al factor de pH y a otros valores de tu acuario. Vuelve a cerrar la bolsa y déjala flotar durante otros 10 minutos.

Usar una red

Nunca vacíes el contenido de la bolsa directamente en tu acuario. El agua puede contener caracoles, enfermedades y varios parásitos. Utiliza una red para transferir suavemente los peces a tu acuario. Asegúrate de no mantener a tus peces fuera del agua por mucho tiempo.

Paso tres: Después de la aclimatación

Observa cuidadosamente a tu nuevo pez. ¿Están comiendo? ¿Están nadando? Estate atento a cualquier comportamiento extraño. Aunque el proceso de aclimatación dura menos de una hora, tus nuevos peces pueden tardar días, e incluso semanas, en acostumbrarse completamente a su entorno.

Ten en cuenta que algunos peces pueden hundirse y parecer muertos inmediatamente después del proceso de aclimatación, pero ten paciencia y sigue todos los pasos mencionados anteriormente. Es muy probable que estén vivos y que sólo estén estresados por un cambio repentino de ambiente.

Si tu nuevo pez está siendo acosado

Desafortunadamente, esto no es raro, especialmente en acuarios muy concurridos. Algunos peces pueden percibir a sus nuevos compañeros como una amenaza que invade su territorio y se vuelven agresivos. Es esencial proporcionar un montón de escondites para tus nuevos peces.

Reorganizar algunas decoraciones, o incluso la colocación de las válvulas de entrada/salida de tu filtro de acuario puede a veces detener el acoso.

¡Compartenos!

¡Puntúa esta Publicación!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja un comentario