¿Cómo hablan los peces? La comunicación más allá de hacer burbujas

Puede que no lo oigas, pero tus peces tienen una forma de hablar entre ellos. ¡Aunque no hagan ningún sonido, sus acciones hablan más fuerte que las palabras!

A continuación ahondaremos un poco más en este interesante tema, tan desconocido para muchos de nosotros. Porque como dijimos antes, aunque no los oigas, ¡tus peces hablan!

Comunicación entre peces

Como cualquier criatura viviente, los peces tienen una forma de comunicarse entre sí. Se comunican por las mismas razones que cualquier otro animal (o humano, para el caso). Estas incluyen la dominación, el apareamiento y el desove, el juego, la caza y más.

Aunque esta comunicación surge de manera instintiva, no por ello tiene que ser limitada. Los peces utilizan diferentes maneras de comunicarse para diferentes situaciones o motivos para lanzar un mensaje.

¿Por qué motivos se pueden comunicar los peces?

Puede ser necesario para ellos transmitir un mensaje de unos a otros, así como lo es para otros animales, incluidos los humanos. Sin embargo, la mayoría de los peces nunca hacen un sonido, así que ¿cómo se comunican entre ellos? ¡Exploremos!

Dominio

Los peces que viven en estrecha proximidad con otros peces de la misma especie a menudo afirman su dominio para reclamar territorio. Esto se aplica a los peces en un acuario y en la naturaleza. Dependiendo de la densidad de la población, los peces se pondrán violentos para proteger sus hogares y establecer su dominio sobre los peces más débiles.

Los cíclidos demuestran su dominio atacándose unos a otros, pellizcando a otros peces, abriendo la boca e incluso cerrando los labios.

Las betas abren sus branquias para parecer más grandes y amenazantes. Se sabe que muchos peces matan a otros por territorios y rangos.

Otra forma en que los peces se envían mensajes entre sí es cambiando de color, a veces de forma tan sutil que un humano puede no darse cuenta de la diferencia. En un acuario, sin embargo, típicamente los peces a cargo se jactan de los tonos más coloridos del grupo.

Desove

Cuando se inicia el comportamiento de desove, es interesante observar a los peces. Muchos tienen una forma de casi bailar para atraer a su pareja, y es un espectáculo para contemplar. Muchos machos iluminan sus colores para atraer a las hembras, y se exhiben ante ellas (¡como los humanos!). Construyen nidos para atraer a la hembra a un lugar seguro para desovar, e incluso pueden pellizcarla para convencerla de que entre en su guarida.

Juego

A menudo se puede observar a un alevín interactuando con otro e iniciará lo que parece un juego. Como todos los animales, los alevines están aprendiendo a través de este método de juego.

Al principio de la vida de un pez se aprenden muchas habilidades valiosas, como por ejemplo cómo encontrar comida, cómo convertirse en el más fuerte y cómo atraer a un compañero. Siempre es la supervivencia del más fuerte, y a menudo los alevines mueren en las primeras etapas porque carecen de estas importantes habilidades.

Conversación de grupo

Cuando todas estas formas de comunicación se aplican a un grupo de bancos de peces, es mucho más interesante. Piensa en un cardumen de atún en el mar que no sólo es capaz de comunicarse, sino que puede hacer que las formaciones aparezcan como si fueran un pez grande en lugar de cientos de pequeños.

Aprenden a observar las señales de cada uno, y sin pensarlo dos veces, reaccionarán a su entorno todos juntos, como si realmente fueran una entidad.

Conclusión

Los peces a veces son mirados en exceso porque no parecen interesantes a simple vista, pero observar durante un período de tiempo más largo y verlos comunicarse entre sí es absolutamente asombroso. El hecho de que sean capaces de transmitir un mensaje sin un solo sonido es uno de los mayores logros de la naturaleza.

¡Compartenos!

¡Puntúa esta Publicación!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja un comentario