El Caracol Misterioso – Una genial incorporación para tu acuario

Los caracoles misteriosos son un crustáceo fácil de encontrar entre los aficionados a los acuarios. Son más grandes que los caracoles promedio, y vienen en una multitud de colores como el marfil, amarillo, marrón, negro e incluso púrpura.

Necesidades y cuidado de los caracoles misteriosos

Los caracoles misteriosos vivirán felices en casi cualquier tanque, pero requieren suficiente espacio para moverse. Pero manténgase a cubierto, ¡estos pequeños y astutos compañeros tratarán de escapar!

También necesitan calcio para una salud óptima, y prefieren condiciones de agua más duras. Sin embargo, si se mantienen en agua blanda, pueden seguir siendo saludables siempre y cuando se les proporcione una fuente de calcio, como el hueso de la sepia.

Tamaño y comportamiento

En términos de tamaño, un caracol misterioso llegará al máximo alrededor de la marca de 5 cm de diámetro.

Estos tipos de movimiento lento son una adición pacífica a un acuario, porque no atacan, ni causan ningún problema con los peces u otras criaturas que puedan vivir con ellos.

Los caracoles misteriosos también tienen el beneficio adicional de comer algunos de los desechos de comida y algas que se encuentran en su pecera. A menudo los encontrarás succionados en el costado del acuario mientras se mueven lentamente alrededor de la pecera.

Alimentación del caracol misterioso

Los caracoles misteriosos se atiborrarán de cualquier cosa que sus peces hayan dejado, pero eso no significa que no les guste la comida preparada especialmente para ellos.

Un plato popular entre los guardianes es el «snello», una comida que ofrece una nutrición de primera y es fácil de hacer.

  1. Simplemente tome un frasco de comida para bebés – las verduras como los guisantes o la calabaza funcionan bien – y caliéntelo en el microondas por un minuto.
  2. Lentamente agregue la gelatina sin sabor y viértala en un recipiente.
  3. Puede añadir algo de comida para peces en este momento, doblándola en la mezcla, pero esto es opcional.
  4. Una vez hecho esto, simplemente coloque el recipiente en el refrigerador y deje que la mezcla se asiente. Corta el contenido solidificado en cubos y alimenta a tus caracoles. Si no lo necesitas todo, siéntete libre de mantener las sobras refrigeradas.

Criar caracoles misteriosos

La cría de caracoles misteriosos es relativamente un proceso sin intervención. Si tienes dos o más en un acuario y se mantienen en agua limpia y bien alimentados, antes o después intentarán reproducirse.

La clave es bajar el nivel del agua del tanque de 7 a 15 cm para que puedan salir a poner su saco de huevos. Una vez puestos, notarán un pequeño saco de huevos, de color rosa claro que se adhiere al cristal del acuario o al borde del mismo. En promedio, las crías de caracol tardarán de dos a tres semanas en salir de sus huevos, y caerán al agua y comenzarán a moverse.

Conclusión

Los caracoles misteriosos son una gran adición a cualquier acuario, ya sea un tanque para principiantes o alguien que ha estado manteniendo peces durante décadas. Añaden color, movimiento, gracia y una sensación de tranquilidad al tanque, mientras ayudan a mantener los desechos al mínimo. Estos crustáceos son muy recomendables para cualquiera que tenga un acuario, y son un gran comienzo en el mundo de la cría.

¡Compartenos!

¡Puntúa esta Publicación!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja un comentario