Caracoles de acuario: ¿buenos o malos?

Al principio, ver caracoles en tu acuario no parece ser gran cosa. Si acaso, es casi como encontrar un nuevo animal libre en tu paraíso submarino. Sin embargo, esa novedad desaparece bastante rápido.

Conocimientos básicos sobre los caracoles de acuario plantado

Ver que un caracol pequeño que sube por el tallo de una de las plantas de tu acuario puede ser lindo ahora, pero dentro de unos días o semanas ese caracol podría convertirse en docenas más.

Estas criaturas se reproducen de forma exponencial y pueden tomar rápidamente el control de todo tu acuario y arruinarlo. Antes de que te des cuenta, los caracoles de tu acuario pueden superar en número a tus peces y pueden convertirse en una desagradable molestia.

Es cierto que algunos caracoles de acuario pueden ser beneficiosos, pero los que entran en el tanque accidentalmente generalmente no lo son. Esto puede ser un gran dolor de cabeza para los propietarios de acuarios y aunque no parezca un problema particularmente común, es sorprendente la frecuencia con la que aparece.

Así que es una buena idea para cualquier propietario de acuario estar preparado para hacer frente a una molesta invasión de caracoles. A menos que estés listo para lidiar con una invasión de caracoles tan pronto como aparezca la primera, es fácil abrumarse.

¿Cómo entran los caracoles en el acuario?

Hay dos formas en que los caracoles pueden entrar en tu acuario: accidental e intencionalmente. Los caracoles entran en el tanque accidentalmente en la mayoría de los casos a través de las plantas del acuario.

Si usted compra sus plantas de acuario de un tanque en la tienda de mascotas, hay un riesgo significativo de que usted también podría estar comprando caracoles juveniles o huevos de caracol que eclosionarán después de colocar la planta en su tanque.

Desafortunadamente, es difícil identificar estos huevos en la tienda, así que la mejor protección aquí es comprar todas las plantas de acuario de una fuente confiable. Los huevos de caracol también pueden ser transferidos a través del agua del tanque o intercambiando artículos de decoración de un acuario a otro.

Hasta cierto punto, los caracoles de acuario pueden ser beneficiosos ya que se alimentan de los detritos acumulados en tu tanque. Sin embargo, pueden convertirse en un problema si empiezan a comer las plantas del acuario o si obstruyen el tubo de entrada del filtro.

Por lo tanto, siempre es mejor pisotear a los caracoles a primera vista para que no se conviertan en un problema mucho mayor.

Consejos para quitar los caracoles molestos

Si puedes ver un caracol, puede haber docenas más escondidos en algún lugar de tu tanque. Los caracoles pueden reproducirse muy rápidamente en un acuario casero, por lo que si tienes una población de caracoles molesta, debes actuar rápidamente para tenerla bajo control. Este problema crecerá de mal en peor en poco tiempo.

Tu primer instinto para controlar a los caracoles podría ser comprar algún tipo de solución química en la tienda de mascotas, pero eso sería un error. Los productos químicos que matan a los caracoles también podrían dañar a los peces o impactar en la química del agua del tanque.

También podrían terminar matando a las bacterias beneficiosas. Estas soluciones químicas son demasiado impredecibles e inseguras para la mayoría de los acuarios caseros. Lo mejor que puedes hacer es añadir a tu acuario algunos peces que se alimentan de caracoles.

Sin embargo, si al agregar más peces se altera el equilibrio del tanque de alguna manera, la siguiente mejor opción es eliminar los caracoles manualmente. Para ello, puedes simplemente escogerlos a mano o añadir un trozo de lechuga blanqueada a tu tanque antes de acostarte cada noche.

¿Por qué lechuga blanqueada?

Porque a los caracoles les encanta! Los caracoles acudirán en masa a la lechuga y se alimentarán de ella, así que puedes quitar y tirar el trozo de lechuga junto con todos los caracoles por la mañana.

¿Cómo eliminar caracoles de acuario no deseados?

Una forma de deshacerse de los caracoles de acuario no deseados es introducir peces que hagan una comida de esos caracoles. Antes de salir a comprar estos peces, sin embargo, hay algunas cosas en las que deberías pensar.

En primer lugar, usted querrá hacer su investigación sobre los tipos específicos de peces que prefieren comer caracoles. Un payaso o yo-yo Loach, gouramis, o betta debería hacer el truco y darse un festín a través de esos caracoles con bastante rapidez.

Sin embargo, vale la pena tener en cuenta que aunque introduzcas uno de esos peces en tu tanque, los peces no terminarán comiéndose tus caracoles. O puede que no se coman todos los caracoles.

Los peces tienen una mente propia, después de todo, y pueden decidir que se conforman con comer sólo la comida que les das. En resumen: no hay garantías absolutas de que los peces se coman los caracoles. Ciertamente es una opción para arreglar el problema de los caracoles, pero no es una opción perfecta.

En segundo lugar, al elegir los peces que va a añadir a su tanque, por cualquier razón, también debe hacer su investigación para asegurarse de que se llevarán bien con los demás peces de su acuario, así como con cualquier otra especie que tenga viviendo en su tanque.

Lo último que quieres hacer es estresar a los animales que viven en tu acuario (o ponerlos en peligro) introduciendo nuevos peces que no sean compatibles o que sean agresivos. Eso será un problema aún peor que cualquier cosa que pueda ser causada por los caracoles.

Cuando se trata de los tipos de peces que son conocidos por comer caracoles, los escarabajos están en la parte superior de la lista. Varios tipos de caracoles son una buena opción cuando se quiere tener la situación de los caracoles bajo control.

¿Que peces se alimentan de caracoles?

Por ejemplo, el loach de payaso es una elección popular porque es conocido por darse un festín de caracoles. Ten en cuenta que estos peces pueden crecer bastante, ya que pueden llegar a medir más de 8 pulgadas cuando son adultos, así que sólo debes introducirlos en tu tanque si tienes suficiente espacio para ellos.

Además, prefieren estar en las escuelas, por lo que será necesario conseguir varias de ellas también. Otro ejemplo es el yoyo loach. Estos son más pequeños de adultos que los yoyos de payaso, y también son el tipo de pez que comerá caracoles además de cualquier alimento que le provea.

Una vez más, es mejor mantener algunos de ellos para que puedan formar un cardumen. Y otros caracoles más pequeños incluyen los de dojo y los de mofeta, así que también pueden ser buenas opciones para tu acuario.

Caracoles que comen caracoles – otra buena opción-

Si no quieres añadir más peces a tu tanque, o simplemente no puedes hacerlo por cualquier razón, tienes otra opción. Siempre puedes añadir nuevos caracoles a tu tanque que se comerán a los otros caracoles. Sé que suena un poco absurdo. Quieres quitar caracoles de tu tanque, pero estás agregando más caracoles para que eso suceda.

Sin embargo, funciona. Una elección popular es el caracol asesino. Estos caracoles rayados son atractivos a la vista, así como funcionales porque irán por ahí comiéndose otros caracoles pequeños de tu tanque que no quieres. Tenga en cuenta que se trata de una especie de caracol de agua dulce, y algunos expertos recomiendan que mantenga el pH del agua entre 7 y 8, y la temperatura del agua entre 24-26ºC.

Recuerda, mantener la calidad del agua alta ayudará a estos caracoles a prosperar y a hacer el trabajo de eliminar otros caracoles. Así que ten cuidado con tu tanque si planeas usar esta solución.

¿Qué caracoles son buenos para el acuario?

Cuando veas un pequeño caracol moviéndose por el frente de tu tanque, tu primer instinto puede ser el pánico, pero ten en cuenta que no todos los caracoles son malos. Antes de tomar medidas drásticas para eliminar los caracoles de su tanque, tómese un momento para determinar si realmente podría ser un caracol beneficioso.

A veces los caracoles pueden ser algo bueno! A continuación encontrarás una lista de caracoles que pueden ser buenos para el acuario. Así que asegúrate de que tu nuevo caracol no sea una de estas bellezas antes de intentar quitarlo:

  • Caracoles Nerita – Este caracol varía en tamaño de pequeño a mediano y pueden ser caracoles de agua dulce o salada. Los caracoles Nerita sólo crecen hasta aproximadamente 1 pulgada de tamaño y requieren de agua salobre para reproducirse, así que no tienes que preocuparte de que se apoderen de tu tanque de agua dulce. Sobrevivirán, pero no se multiplicarán en agua dulce.
  • Caracoles de manzana – Este es el tipo de caracol más popular y beneficioso para el acuario de agua dulce. Los caracoles manzana están disponibles en una variedad de colores y pueden crecer hasta 6 pulgadas, aunque eso es bastante poco común en el acuario casero.
  • Caracoles trompeta – Estos caracoles tienen conchas cónicas y son muy buenos para alimentarse de detritus en el acuario casero. De hecho, estos caracoles cavan en el sustrato para encontrar comida. Otro punto interesante sobre los caracoles trompeta es que cuando se reproducen producen crías vivas en lugar de huevos.

Una vez que los caracoles de acuario se apoderan de tu tanque no se sueltan fácilmente – se reproducen rápidamente y pueden convertirse fácilmente en un problema si no tienes cuidado. Tómese el tiempo necesario para determinar si los caracoles de su tanque son beneficiosos o no y, si no lo son, actúe rápidamente para controlarlos.

Estas criaturas pueden ser una parte útil de su acuario casero o una molestia que se apodere de todo el tanque. Todo depende de la raza. Así que la clave aquí es actuar rápidamente. Identifica qué caracol tienes y luego haz una llamada sobre cómo deshacerte de ellos.

Hay varias opciones y no es muy difícil de lograr siempre y cuando actúes rápidamente. Así que no te demores en localizar un caracol en tu acuario. Este problema es fácil de resolver si actúas rápido, pero casi imposible de tratar una vez que tienes una infestación completa de caracoles no deseados. ¡Buena suerte!

¡Compartenos!

¡Puntúa esta Publicación!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja un comentario