Almejas de agua dulce: Un invertebrado infravalorado perfecto para tu acuario

¿Tiene tu acuario un par de almejas de agua dulce? Pues deberías añadir algunas a tu tanque – estos invertebrados son un espectáculo para tu acuario.

Cuando piensas en las almejas, probablemente las imaginas como alimento, no como algo que guardas en tu acuario casero. Pero las almejas de agua dulce pueden ser increíblemente beneficiosas en el tanque y son generalmente bastante fáciles de cuidar. Sigue leyendo para aprender más sobre las almejas de agua dulce y para recibir consejos para mantenerlas en su propio tanque en casa.

Lo básico sobre las almejas de agua dulce

Aunque hay numerosas especies de almeja de agua dulce, la especie que más se mantiene en el acuario doméstico es Corbicual sp., comúnmente conocida como la almeja de agua dulce. Las almejas de agua dulce crecen hasta 5 cm de longitud y cumplen una serie de funciones útiles en el acuario casero.

  • Por un lado, las almejas son filtros vivos que ayudan a mantener el agua del tanque limpia y clara.
  • Además, son carroñeras, lo que significa que se alimentan de detritus, comida para peces no consumida y materia orgánica en descomposición que evita que se acumule en el sustrato del tanque. Es posible que todavía necesite complementar un poco la dieta de su almeja, pero la mayoría de sus necesidades nutricionales se satisfarán comiendo las sobras.

Consejos para mantener las almejas de agua dulce en casa

A continuación podrás leer unos consejos para cuidar almejas de agua dulce y que crezcan fuertes y sanas. Con unas cuantas pautas sencillas, se desarrollarán perfectamente y sin ninguna complicación.

La temperatura adecuada

Mantener almejas de agua dulce en su acuario en casa es generalmente bastante fácil. Estas almejas pueden tolerar un amplio rango de temperaturas de agua de 18° C a 29° C con un rango de pH entre 6,5 y 8,0. Como la mayoría de los invertebrados, las almejas de agua dulce son sensibles a los cambios repentinos en los parámetros del tanque y no tolerarán ningún tipo de medicación a base de cobre.

El entorno ideal

Aparte de eso, sin embargo, mientras que tu almeja tenga arena para excavar y detritus para alimentarse, debería estar bien. Si no quieres usar la arena como sustrato del tanque, considera la posibilidad de mantener tu almeja en un contenedor de arena anidado en el fondo del tanque. Sólo tienes que hacer algunos agujeros en el lateral del contenedor para permitir que el agua fluya a través de él.

Alimentación y crecimiento

Aunque las almejas de agua dulce son bastante fáciles de cuidar, a veces es difícil saber si hay un problema. Una almeja puede sobrevivir durante bastante tiempo sin comida, por lo que puede que no note que algo va mal hasta que sea demasiado tarde. Si la almeja está sana, notará un crecimiento lento pero constante; incluso puede que desee medirla dos veces al mes para llevar un registro de su crecimiento.

Si su almeja deja de crecer, podría ser un signo de inanición y debería comenzar a complementar la dieta de la almeja con un alimento de invertebrados de alta calidad.

Otra señal de que algo puede estar mal con su almeja es si no exhibe un mecanismo de defensa saludable – las almejas sanas cerrarán sus conchas rápidamente si el agua a su alrededor es perturbada o si se asustan.

Indicaciones finales

Aunque las almejas de agua dulce son bastante fáciles de cuidar, hay que tener cuidado de mantenerlas en buena salud. Cuando las almejas mueren, su muerte puede llevar a un grave pico de amoníaco que puede ser peligroso para los otros habitantes del tanque. Sin embargo, con un poco de investigación y tiempo, puedes asegurarte de que tus almejas de agua dulce serán tan felices como las almejas.

¡Puntúa esta Publicación!
(Votos: 0 Promedio: 0)

¡Compartenos!

Deja un comentario