Las 10 Plantas de Acuario Rojas más fáciles de mantener

Las plantas rojas de acuario son una hermosa adición a cualquier tanque. Realmente se destacan contra el verdor circundante y añaden profundidad e interés al aspecto general. Dicho esto, cuidar de las plantas rojas no siempre es fácil. De hecho, a menudo es difícil conseguir que mantengan su color rojo.

Es cierto que algunas plantas rojas están destinadas a acuaristas experimentados, pero hay muchas opciones disponibles para los que recién comienzan. Echemos un vistazo a algunas variedades que son más fáciles de cuidar y aprendamos más sobre cómo conseguir los resultados que buscas.

10 plantas de acuario de color rojo de fácil cuidado

Lo creas o no, las plantas de acuario rojas no siempre son rojas y no siempre se mantienen rojas. Algunas son muy difíciles de cuidar. Afortunadamente, hay muchas variedades por ahí que son amigables con los principiantes. Aquí hay diez que deberías considerar:

1. Alternanthera Reineckii

Más conocida como la Magenta Water Hedge, la alternanthera reineckii es una planta de crecimiento lento con trasfondos púrpuras que se vuelve roja cuando hay suficiente luz. Pueden crecer hasta 20 pulgadas y son una buena planta para colocar en el medio o en la parte posterior de un paisaje acuático.

Esta planta necesita un sustrato rico en nutrientes y una iluminación de moderada a alta. Si la luz no es lo suficientemente brillante, perderá su color rojo y las hojas inferiores comenzarán a caerse. Las condiciones óptimas para el crecimiento son agua blanda ligeramente ácida y una temperatura del agua entre 24º y 27º centígrados.

2. Ammania Senegalensis

El Ammania Senegalensis, también conocido como amoníaco de hoja de cobre, tiene algunas variaciones de color, pero con la iluminación y nutrición adecuadas, adquiere un hermoso color rojo ladrillo. Las hojas ovaladas onduladas añaden textura e interés visual a su acuario y se ven muy bien en el medio del suelo.

Aunque no es la planta más fácil de cuidar de nuestra lista, es pero no significa que sea difícil. Necesita mucha iluminación, niveles adecuados de dióxido de carbono y fertilizante regular. También puede propagarse fácilmente cortando el nuevo crecimiento en la base y simplemente replantándolo.

3. Echinodorus Red Devil

Esta hermosa planta es una combinación de unas pocas especies diferentes. El color de la echinodorus red devil varía, pero en las condiciones adecuadas, las hojas adquieren un profundo color rojo rubí y pueden crecer hasta unos 30 cm y convertirse en grandes plantas de fondo.

Para obtener los mejores rojos y el crecimiento más fuerte del Diablo Rojo, necesita un sustrato rico en nutrientes y una iluminación generosa. Si bien la adición de dióxido de carbono adicional es opcional, se debe fertilizar regularmente.

4. Cryptocoryne Albida Brown

Una de las razones por las que la Cryptocoryne Albida Brown es tan buena para los principiantes es que puede crecer en casi cualquier condición. Aunque las condiciones óptimas producirán una planta de crecimiento más rápido, generalmente no tienes que preocuparte por la iluminación o el dióxido de carbono.

Esta planta tiene hojas largas y estrechas y es una planta corta ideal para el primer plano. Las hojas son rojas y marrones con un borde ondulado. Las hojas pueden crecer hasta unos 15 cm de largo y se ven muy bien entre las plantas verdes más altas.

5. Echinodorus Red Diamond

Para una planta pequeña de gran apariencia que es relativamente fácil de cuidar, eche un vistazo al Echinodorus Red Diamond. En las condiciones adecuadas, las hojas pueden crecer entre 15 y 30 centímetros de largo y mantienen una forma bastante apretada.

Esta es una buena planta solitaria e incluso le va bien en acuarios más pequeños. Puede crecer en el agua entre 15º y 29º C.  con un pH de entre 5 y 7. Con aplicaciones regulares de fertilizante y una iluminación óptima, obtendrás las hojas de color rojo rubí profundo que buscas.

6. Echinodorus Ozelot

Al tener un bonito tono degradado, no puedes equivocarte con un Echinodorus Ozelot. La variedad roja tiene tallos cortos y hojas largas de forma ovalada con venas prominentes y puntos brillantes.

Estas plantas no son muy particulares y pueden crecer en la mayoría de las condiciones de agua. No requieren de la adición de dióxido de carbono. De hecho, el único requisito real es un suelo bueno y rico en nutrientes. Sólo se requiere una luz moderada para un crecimiento rápido y los brotes laterales deben ser quitados para controlar el crecimiento.

7. Ludwigia Repens Rubin

No hay muchas plantas tan fáciles de mantener como la Ludwigia Repens Rubin. Es una planta versátil que sólo necesita luces brillantes y los nutrientes adecuados para producir sus colores más brillantes. Aunque no requiere inyecciones de dióxido de carbono, pueden producir un crecimiento rápido.

Esta planta tiene hojas de color rojo más oscuro que otras variedades de la especie, tanto que son un magnífico centro de mesa para la mayoría de los arreglos. Propagar nuevas plantas también es fácil. Sólo hay que tomar los esquejes del tallo principal y replantarlos.

8. Echinodorus Hadi Perla Roja

Las plantas Echinodorus de Hadi Red Pearl son un poco raras pero muy fáciles de cuidar. Deben ser plantadas directamente en el sustrato ya que son grandes generadoras de raíces, así que asegúrese de complementar los sustratos de arena o grava para estar seguro de que reciben suficientes nutrientes.

Estas plantas tienen grandes hojas en forma de espada que un verde con fuertes marcas rojas que cubren la mayor parte de la superficie. Crecen de 10 a 22 cm de altura y lo hacen lentamente, lo que las convierte en una gran planta para la tierra media.

9. Echinodorus Fancy Twist

El Echinodorus Fancy Twist realmente hace honor a su nombre porque es, de hecho, elegante. Esta llamativa planta es un gran centro de atención debido a sus grandes hojas redondas y a las variaciones de color desde el verde al rojo oscuro.

Lo mejor de esta planta es que es muy fácil de cuidar. Puede ser sumergida y plantada directamente en el sustrato. Sólo asegúrate de que estás suplementando adecuadamente las raíces y tendrás todo lo que necesitas.

10. Echinodorus Red Chameleon

El último pero no menos importante es la Camaleón Rojo de Echinodorus. Esta es una nueva variedad de planta muy similar la Camaleón Verde con una diferencia clave: las hojas centrales desarrollan un color rojo intenso.

Estas plantas son bastante fáciles de cuidar y requieren un sustrato rico en nutrientes, una fertilización regular y niveles adecuados de dióxido de carbono para un crecimiento fuerte. Pueden crecer hasta casi 30 cm de altura y permanecer bastante compactas con una fuerte iluminación.

¿Cómo mantener rojas las plantas del acuario rojo?

Lo creas o no, una de las cosas más difíciles de las plantas de acuario rojas es mantenerlas rojas. Podrías empezar con hojas rojas que se vuelven verdes o introducir una planta verde que no puedes averiguar cómo se vuelve roja.

También hay otras posibilidades. Tal vez lograste que tu planta pasara del verde al naranja o al marrón, pero quieres el rojo intenso o el color púrpura brillante que esperabas. ¡No estás solo! Realmente no siempre es fácil conseguir el color deseado. Para entender lo que está pasando, vamos a desglosarlo pieza por pieza. Lo primero que hay que considerar es por qué las plantas se vuelven rojas en primer lugar.

¿Por qué las plantas se vuelven rojas?

Hay algunas razones por las que esto sucede. Debemos tener en cuenta que realmente depende de la especie de planta con la que se está tratando, pero aquí hay algunas explicaciones generales.

  • Polinización. Recuerda que algunas de estas plantas crecen tan altas que crecen por encima de la superficie y florecen. Algunas especies de plantas desarrollaron hojas rojas para atraer a los insectos para que polinicen sus flores.
  • Protección del sol. Puede que te sorprenda saber que las plantas pueden quemarse con el sol, ¡pero pueden! Mientras que todas las plantas necesitan el sol para sobrevivir, demasiada luz solar directa daña las hojas. La coloración roja se desarrolla como una especie de protector solar natural.
  • Nutrientes. Dependiendo de la planta y el nutriente, el color rojo puede desarrollarse por un exceso o falta de un nutriente en particular. Por ejemplo, el hierro puede hacer que las plantas se vuelvan rojas pero también es necesario para la formación de clorofila que hace que las hojas se vuelvan verdes. Limitar la exposición al nitrógeno y al fosfato también puede hacer que las hojas se vuelvan rojas, mientras que un aumento puede hacer que se vuelvan verdes o marrones. Sin embargo, esto no es necesariamente ideal. Las plantas necesitan un suministro suficiente de nutrientes y negárselos puede causar problemas a largo plazo.

¿Cómo puedo hacer que mis plantas se vuelvan y permanezcan rojas?

Hay algunas cosas que puedes intentar para que tus plantas crezcan y se mantengan rojas. Una vez más, estas son sólo pautas generales y la eficacia de estas intervenciones varía de una especie a otra.

  • Aumentar la luz. A veces, todo lo que se necesita es un aumento en el nivel y la calidad de la luz para conseguir que una planta se vuelva roja. Sin embargo, hay que tener cuidado. Para algunas plantas, esto en realidad puede causar daño.
  • Proporcionar los nutrientes adecuados. Antes de preocuparse por el cambio de color, debe asegurarse de que sus plantas son fuertes y saludables. Asegurarse de que tienen todo lo que necesitan para prosperar es la mejor manera de hacerlo.
  • Compruebe el dióxido de carbono. Algunas plantas requieren un aumento de dióxido de carbono para volverse rojas. Si los niveles en su tanque no son lo suficientemente altos, puede que necesite infundir el agua con más.

¿Cómo cuidar las plantas rojas del acuario?

El cuidado de las plantas rojas de acuario es básicamente lo mismo que el cuidado de cualquier planta con unos pocos pasos adicionales. Aquí hay algunas cosas que deberías hacer para asegurarte de que tus plantas rojas prosperen.

1. Investiga para averiguar qué requisitos de iluminación necesitan sus plantas y asegúrate de tener la configuración correcta en tu tanque. Ten en cuenta que algunas plantas requieren mucha más luz que otras y disponlas en consecuencia.

2. Comprueba los parámetros del agua y asegúrate de que coinciden con los que tu planta necesita para prosperar. La mayoría de las plantas requieren un rango particular de pH y temperatura. Saber lo que tu planta necesita es el primer paso. Luego, corrije según sea necesario.

3. Recorta cualquier hoja marrón o moribunda para evitar que se descomponga y afecte a la salud general del agua. Esto debe hacerse cuando se obtiene la planta, incluso antes de colocarla en el tanque, y continuar revisándola regularmente.

4. Poda el nuevo crecimiento en un horario regular. Algunas de estas plantas pueden crecer muy rápidamente y la hoja de la parte superior puede impedir que las plantas de la parte inferior obtengan lo que necesitan. Poda los nuevos crecimientos según sea necesario para el aspecto que estás tratando de lograr.

Conclusión

Conseguir que las plantas de tu acuario se vuelvan rojas y se mantengan rojas no siempre es fácil, pero es posible. Los buenos resultados dependen del cuidado adecuado y lo más importante que puedes hacer es conocer tu planta y las cosas específicas que necesita para prosperar.

Es cierto que algunas plantas rojas son difíciles de cuidar. Por eso es una buena idea elegir algo que sea apto para principiantes, como las plantas que hemos enumerado aquí.

Con el cuidado y las intervenciones adecuadas, podrás conseguir el aspecto que quieres para tu tanque. Puede que lleve algo de tiempo y un poco de ensayo y error, pero si sigues los pasos de esta guía, deberías ver los resultados.

¡Compartenos!

¡Puntúa esta Publicación!
(Votos: 2 Promedio: 5)

Deja un comentario